De París a las calles: las ciudades lideran la implementación de la acción climática global

Comunicado sobre la acción climática global del Alcalde de Rio de Janeiro, Eduardo Paes, el Alcalde de Dakar, Khalifa Sall, y del Alcalde de Seúl, Park Won-Soon.

Fuente: Presentado en el Huffington Post el 21 de abril de 2016.

Versão em português

English version

El año pasado, líderes de ciudades se reunieron en el Hotel de Ville en París para luchar por el mismo objetivo: mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2°C. París marcó un momento histórico para la diplomacia internacional, y hoy, estamos de pie para apoyar a los Jefes de Estado y al Secretario General Bank Ki-Moon in la ciudad de Nueva York para la firma del histórico Acuerdo de París.

Aunque los compromisos nacionales son esenciales en la lucha contra el cambio climático, el fuerte liderazgo de las ciudades es necesario en la toma de acciones directas para reducir los gases de efecto invernadero.

Estamos orgullosos de nuestros líderes nacionales por hace estos firmes compromisos que son esenciales para garantizar un mundo climáticamente seguro en el futuro. Pero también estamos orgullosos del fuerte liderazgo de las ciudades y de nuestro compromiso con la acción directa e inmediata que permitirá hacer la diferencia ahora.

Las áreas urbanas reciben cerca de 1.4 millones de habitantes cada semana. Para el 2030, aproximadamente el 60% de la población mundial vivirá en ciudades. A medida que crece la población urbana, también crecen las oportunidades de abordar económica y eficientemente el cambio climático.

Cada una de nuestras ciudades enfrenta riesgos climáticos únicos y desafiantes, pero lo que conecta a nuestras ciudades es nuestro trabajo como incubadoras de programas climáticos innovadores que revitalizan los espacios verdes abiertos, incentivan el desarrollo de infraestructura baja en carbono y resiliente y conducen las inversiones en energías alternativas que contribuyen al desarrollo económico.

La vinculación entre líderes locales y nuestra habilidad de colaborar enfatiza el poder de la acción local a nivel global. Anne Hidalgo, Alcaldesa de París y Michael Bloomberg, Enviado Especial de las Naciones Unidas para Ciudades y el Cambio Climático, fueron anfitriones de la Cumbre Climática de Líderes Locales, en el marco de la COP21, para compartir las medidas que están tomando las ciudades y apoyar los esfuerzos innovadores de los gobiernos nacionales para alcanzar un acuerdo climático global.

Nuestro compromiso y nuestra voz se han fortalecido con una plataforma común como el Pacto de Alcaldes, que apoya la planificación, ejecución y medición del progreso del progreso climático. Las ciudades pueden reducir los gases de efecto invernadero, aumentar su resiliencia y seguir nuestro progreso de forma transparente, y ahora podemos sumar el impacto de todas las acciones climáticas en las ciudades comprometidas con el Pacto de Alcaldes.

Al momento de la COP21, anunciamos que las 360 ciudades comprometidas con el Pacto de Alcaldes estaban listas para entregar en 2020 la mitad de las potenciales reducciones de emisiones urbanas del mundo. Juntos, esos compromisos del Pacto representaron una reducción de 0.74 Gt CO2e anualmente, o más de un total del 9 Gt CO2e en 2030 (equivalente a retirar 2 millones de autos de circulación).

Desde que nos reunimos en París somos más de 460 gobiernos locales de todos los continentes y regiones de todo el mundo, lo que representa 390 millones de personas. A través del Pacto de Alcaldes, esas ciudades tienen el potencial de reducir las emisiones globales en 2030 hasta en un 25% de la “brecha” entre las promesas nacionales hechas antes de la COP21 y lo que es necesario para mantener el calentamiento global dentro del límite de 2°C, de acuerdo a lo identificado por la comunidad científica.

Reconocemos que el Acuerdo de París es un paso importante para el tipo de acción climática global que beneficiará a nuestras ciudades. Sabemos también que, para que los objeticos del Acuerdo de París sean alcanzados, las naciones deben acelerar su acción climática antes del 2020.

Los habitantes de las zonas urbanas están profundamente afectados por los impactos del cambio climático, y los alcaldes tenemos una responsabilidad directa con nuestros ciudadanos. Las ciudades unidas, conectadas y coordinadas serán las ciudades exitosas del futuro; aquellas que construyen ciclovías, no vías, que brindan un espacio más limpio y verde a sus habitantes. Es por ello que estamos listos y tenemos la voluntad de apoyar a las naciones a cumplir los compromisos adquiridos en París e iniciar los trabajos hacia el 2020.

La colaboración entre los diferentes niveles de gobierno será clave en los próximos años y todos debemos asumirnos como socios en esta lucha.

A medida que la comunidad global trabaja en la implementación del Acuerdo de París y se prepara para Hábitat III en Quito y la COP22 en Marrakech, las ciudades continuarán demostrando su liderazgo climático y trabajarán colaborativamente con otras ciudades y los gobiernos nacionales para formular soluciones innovadoras. Hoy en día, las ciudades y las naciones tienen la oportunidad de aprovechar el impulso generado en París. Tenemos la oportunidad de dirigir al mundo por un camino de bajas emisiones de carbono. Aprovechémosla.

Referencias