“El cambio nace en el corazón del mundo”: se adoptó la Nueva Agenda Urbana

Después de varios meses de cabildeo, finalmente se adoptó por unanimidad la Nueva Agenda Urbana, la cual reconoce a los gobiernos locales como socios para la implementación de las políticas públicas de las próximas dos décadas.

Fuente: Citiscope

Más de 30 mil personas se dieron cita en Quito para participar en los debates de la Conferencia Internacional Hábitat III sobre el futuro del desarrollo urbano para los próximos veinte años, que se llevaron a cabo del 15 al 20 de octubre.

Después de cuatro días de actividades en Hábitat III, años de consultas e intensas negociaciones que tuvieron lugar en los últimos cuatro meses, la Nueva Agenda Urbana (NUA) fue finalmente aprobada de manera unánime por 167 Estados miembro de Naciones Unidas. El borrador resultante de la reunión realizada en septiembre en Nueva York, fue adoptado en Quito sin modificaciones, al concluir la conferencia.

El documento final es una propuesta estratégica no vinculante, que busca cambiar los paradigmas del desarrollo urbano, compuesta de 175 puntos a través de los cuáles se establecen recomendaciones para construir ciudades sustentables, inclusivas y resilientes. Como menciona Joan Clos, Director Ejecutivo de ONU Hábitat, la Nueva Agenda Urbana se constituye entonces como “un compromiso para que todos asumamos la responsabilidad en la dirección del desarrollo de nuestro urbanizado mundo”.

El proceso de definición de la Nueva Agenda Urbana generó gran expectación por representar una oportunidad para el reconocimiento de los gobiernos locales en la toma de decisiones porque, como mencionó Diego Carrión, Delegado de Ecuador ante Hábitat III, “los gobiernos y los ministerios adoptan y después los alcaldes son los que tienen que lidiar con los problemas. Entonces el que no estén representados o que no hayan sido partícipes de las decisiones –si ha habido participaciones previas– es un error”.

La conferencia contó con una importante participación de autoridades locales (más de 2,000) lo cual dio muestra de su interés de formar parte del proceso de definición de la Agenda y de la voluntad política de estos para implementarla.

Al respecto, Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas, reconoció la importancia de las ciudades en este proceso, ya que “las ciudades son motores notables del crecimiento, centros de diversidad y focos de creatividad y tenemos que aprovechar su potencial para transformar nuestro mundo para mejor”, por lo que son aliados indispensables para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. “Aprópiense de esta Agenda vital. Manténganse firmes en favor de la gente que representan. Ayuden a crear los pueblos y ciudades del futuro” exhortó a las autoridades locales presentes para ser parte activa en la implementación de la NUA.

“Aprópiense de esta Agenda vital. Manténganse firmes en favor de la gente que representan. Ayuden a crear los pueblos y ciudades del futuro”

 

Los gobiernos locales en la Nueva Agenda Urbana

El documento y el proceso para su definición han sido objeto de elogios por permitir una participación amplia de actores en un intento de reorientar la perspectiva nacional e internacional del desarrollo humano, y particularmente, por su reconocimiento a la importancia de los gobiernos locales en la NUA.

Como mencionó Rafael Correa, Presidente de Ecuador: “el cambio nace en el corazón del mundo”. Después de los esfuerzos de cabildeo por parte de los gobiernos locales y las redes de ciudades, finalmente se logró alcanzar reconocimiento en un documento de alcance global. La Nueva Agenda Urbana hace referencia a los gobiernos locales en cerca de 40 ocasiones e incluye varias de las recomendaciones realizadas por la Global Task Force y por la Asamblea Global de Gobiernos Locales y Regionales.

“El éxito de la Nueva Agenda Urbana solo puede ser asegurado si las ciudades forman parte de su implementación”, menciona el Alcalde de Berlín, Michael Müller, por lo que celebró que “las ciudades no son sólo mencionadas, sino aceptadas como socios”; además consideró que el hecho de que los gobiernos nacionales concedan más poder a las ciudades es una señal de progreso que favorecerá el éxito de la NUA.

La NUA reconoce el Derecho a la Ciudad, por lo que hace un llamado a trabajar por la construcción de ciudades para las personas y apunta a la necesidad de destinar recursos a los gobiernos locales y áreas metropolitanas y a los gobiernos locales para el correcto desarrollo de sus capacidades para mejorar las condiciones de desarrollo urbano durante las próximas dos décadas.

El documento propone la integración de iniciativas internacionales en materia de sostenibilidad y desarrollo en una sola agenda, lo que requiere la construcción de sinergias para la implementación y la revisión de la NUA en seguimiento a las metas de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y particularmente del Objetivo 11 referente a ciudades sostenibles, inclusivas, seguras y resilientes.

LA NUA hace un llamado para que sea reconocido el papel de la Asamblea Global de Gobiernos Locales y Regionales en el seguimiento de la implementación de la Agenda y propone que sea considerado como asesor en los procesos de revisión y enriquecimiento de la NUA. Esto proporciona reconocimiento a los gobiernos locales y los sitúa como actores centrales e indispensables para la NUA y los procesos que se deriven de su implementación.

Eugénie Birch, Profesora de Planificación Urbanística de la Universidad de Pennsylvania y Presidenta de la Asamblea General de Socios y Representantes de la Sociedad Civil, reconoce que el documento representa un gran avance a nivel internacional por su impulso a la creación de un marco que brinde mayor autonomía a los gobiernos locales para la gestión del desarrollo de las ciudades, como respuesta a su conocimiento de la realidad y la dinámica territorial.

Mauricio Rodas, Alcalde de Quito, aprovechó el último espacio de la conferencia para refrendar la necesidad de “fortalecer la autonomía local y los procesos de descentralización con pleno respeto a la democracia” para mejorar las capacidades de los gobiernos locales, de los cuales también mencionó que “necesitamos instrumentos de política pública y financiamiento para hacer esto adecuadamente. Es fundamental que superemos los obstáculos que existen actualmente para tener accesos a fondos de desarrollo nacionales e internacionales”.

Finalmente, hizo un llamado a la comunidad internacional para que “se contemple la propuesta que realizamos para que los gobiernos locales tengamos un lugar en la mesa global, un lugar concreto y específico dentro del marco de las Naciones Unidas para la ejecución de la Nueva Agenda Urbana y para la discusión que se deberá desarrollar entorno a este tema para que sin duda los gobiernos locales podamos contar con las herramientas adecuadas para el cumplimiento de los ODS, de los Acuerdos de París y, por supuesto convertir a la NUA en una realidad”.

Ver video del discurso de Mauricio Rodas en la ceremonia de clausura 

Mauricio Rodas (Ecuador), Habitat III, Closure Ceremony

This is the video portal of the United Nations Webcast that broadcasts daily, live and on demand video coverage over the Internet of United Nations meetings and events at Headquarters and major United Nations conferences at other locations worldwide

Si bien es cierto que en la NUA se mantiene una jerarquía entre Estados y ciudades, el reconocimiento del papel de las ciudades impactará de manera positiva en el posicionamiento de los gobiernos locales en el centro de la toma de decisiones a nivel global. La definición de la Nueva Agenda Urbana conllevó grandes esfuerzos de negociación y cabildeo para construir un documento que permitiera conjuntar diversas voces. El reto que se enfrenta ahora es el de pasar del papel a la acción.

CONSULTA EL DOCUMENTO FINAL DE LA NUEVA AGENDA URBANA

Fuentes: